Científicos detectan zumbidos en el interior de la Tierra. Esto podría ser el principio del fin… ¡MIRA ESTO!

El planeta Tierra es supuestamente el único cuerpo celeste del universo que alberga vida en su interior, al menos eso sabemos según la tecnología que disponemos actualmente. No siempre fue así, ya que en sus inicios nuestro mundo para nada era un lugar en el que se pudiera vivir: su superficie estaba cubierta de lava y el aire que inundaba todos los rincones era irrespirable para cualquiera de los seres vivos actuales. Una serie de fenómenos y alguna que otra casualidad dieron lugar a que millones de años más tarde se pudiera desarrollar la vida.

En la actualidad el ser humano es la especie dominante; las personas hemos manejado todos los recursos de nuestro planeta a nuestro antojo. En muchas ocasiones la sobreexplotación puede causar daños irreversibles, pero realmente no tenemos en cuenta lo que sucederá con la generación del mañana. Suele decirse que la Tierra sabe lo que está ocurriendo, y que un día despertará con una enorme furia para destruir a todos los que le están haciendo daño.

Gracias a la ciencia y a todas las personas que a lo largo de la Historia han formado parte de este campo hemos podido conocer mejor el funcionamiento de muchos procesos y mecanismos terrestres. En la Antigüedad cualquier fenómeno meteorológico o desastre natural estaba asociado a un enfado por parte de los dioses: solían realizarse numerosos sacrificios para intentar paliar su ira, pero por lo general no solían dar los resultados esperados. Y es que un periodo de sequía era algo que los agricultores rudimentarios no se podían permitir…

Ahora sabemos que, por ejemplo, las tormentas eléctricas se producen debido a varios procesos físicos y a aspectos relacionados con el campo de la meteorología. ¿Qué podemos decir de las catástrofes naturales? Terremotos, huracanes y erupciones volcánicas han asolado desde hace milenios a todos los habitantes de nuestro mundo; por suerte muy a menudo podemos predecir cuándo va a suceder uno de estos fenómenos, lo que es vital a la hora de salvar muchas vidas…

A lo largo de la Historia han sucedido decenas de miles de terremotos en la superficie de la Tierra. ¿A qué es debido su aparición? Nada menos que al choque entre las placas tectónicas que componen el interior de nuestro planeta. El movimiento de esas placas ha hecho posible que la distribución de los continentes y los océanos sea como la conocemos actualmente; estas formaciones siguen en continuo movimiento, pero dado que solamente nos desplazamos unos centímetros al año los seres humanos no somos capaces de apreciarlo.

Anuncio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *